Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

lunes, 28 de octubre de 2013

Forever * Capitulo 1


Hola mis dulces lectores.
Aquí el primer capitulo, espero que os guste y que dejéis muchos comentarios.
Tengo que decir que la historia es mía, y que los personajes son propiedad de Meyer.
Os quiero.




CAPITULO 1

Para poder empezar a contar esta historia nos tenemos que remontar mucho antes de empezar ha explicarla.
Pero antes de empezar creo que lo apropiado es presentar a  Isabella, aunque todos la llamaban Bella, es la típica chica de 20 años, físicamente nada fuera de lo común. Pelo liso y castaño, ojos verdes, delgaducha...con muchos amigos en facebook, pero pocos de verdad. Alguien que prefiere estar tapada con una manta en el sofá y una bolsa llena de golosinas con el amor de su vida, que subirse a unos taconazos y tener toda la noche a 10 pesados invitándole a copas.

Como he dicho la historia empieza mucho antes de lo que todos creéis, cuando ella, la protagonista de la historia, tenia unos dulces 6 años, y sus padres por cosas de la vida decidieron tomar caminos diferentes, haciendo que Bella creciera de la noche a la mañana, que cuando sus amigas querían ir a jugar, ella tuviera que decir que no porque tenia que cuidar a su hermana pequeña mientras su madre trabajaba. Madurar, si, Isabella conocía perfectamente lo que quería decir esa palabra.
Cuando creces siendo alguien mayor de lo que en realidad eres, vives la vida diferente, no mejor o peor, sino diferente.

Cuando Bella se dio su primer beso, ella no sintió mariposas en el estomago, ni oyó el canto de los pájaros, simplemente lo dio, sin más, como aquel que da una cosa sin importancia, deseando en el fondo de su corazón que un día llegaría su valiente caballero de armadura resplandeciente  y caballo blanco, y con una sonrisa perfecta le susurraría al oído:

-No te preocupes mi princesa, este será en realidad tu primer beso.

Y dicho eso la besaría, con dulzura jamas probada... pero que se podía esperar de una niña de apenas 12 años que se pasaba el día viendo películas de Disney.

Isabella lloró esa noche, y se prometió a si misma que no volvería a besar a alguien si no amaba de verdad.
Promesa que rompió años después.

Los años pasaron y para Bella llegaron los tiernos 16, esos años en la vida de una adolescente en que las hormonas están más alteradas que un gallinero con dos gallos.

Bella había cambiado en su aspecto físico, sus pechos habían crecido, su trasero era más redondo, sus piernas más estilizadas, su cabello le llegaba por la cintura y sus labios eran más rosados... pero aun así, Isabella se seguía viendo igual de normal y del montón como años atrás.

Un día de verano se fue a casa de su primo Emmett, había una comida familiar, y aunque ella no tenia ánimos para salir de la cama, se vistió, ordenó su cabello rizado como pudo y espero a que su padre la fuera a buscar.

A la una en punto su padre tocó el claxon, y Bella bajó a recibirlo.

-Hola papi- dijo mientras su padre le besaba la mejilla a Isabella.

-Hola nena, lista para ver a tus tíos y primos?

-Lista- dijo Isabella fingiendo una amplia sonrisa. 

Como sus padres ya nos estaban juntos, la familia paterna de Bella estaba bastante distanciada de ella, aunque hubiera preferido que no la trataran como una extraña cada vez que se veían.

El viaje hasta casa de su primo Emmett fue silencioso. La ventanilla bajada,  hacia que el pelo de Bella estuviera aun más alborotado.

Cuando llegó a casa de sus tíos, y entró en el comedor que estaba lleno de sus familiares, se sintió pequeña. Todos la miraban, como si fuera algo que estaba fuera de lugar, algo distinto a los demás.

La comida pasó, simplemente pasó... nadie le decía palabra, ella tampoco la decía...

Cuando fueron las cinco, Emmett le comentó a Bella, cosa que le tomó por sorpresa, que si quería salir de allí.

-Esto... he quedado con unos amigos, te apetece venirte? No te veo demasiado a gusto...- aunque su primo no le hablaba con demasiada convicción, Bella se lo tomó como algo positivo, y acepto sin dudarlo. Emmett tenía razón, no estaba a gusto, quería salir de ese lugar.

Cuando salieron de la casa, su primo, saco un cigarrillo y se lo encendió. Emett ya tenía diecinueve años, podía hacer lo que quisiera, pero a Bella les resultaba extraño ver a su primo fumar.

-Es mi secreto, me lo guardas?- le preguntó Emmett. Isabella solo asintió.

Caminaron unas calles, y los primos hablaron de cosas triviales: los estudios, última película vista... A Bella todo eso le sorprendió, pero aun así se sintió cómoda, y le gustó.

Llegaron a un parque, y se sentaron en un banco. Estaban ellos solos.

-Y tus amigos?- preguntó Bella con curiosidad

-Era un excusa... solo quería salir de allí y estar contigo- dijo Emmett mirándola a los ojos.

Bella no supo que decir, no sabía que quería decir su primo, y tampoco supo como reaccionar.

-Verás...- empezó su primo- Fff.. nose como decirte esto... - Emmett seguía mirándola a los ojos, aunque se veía nervioso- siempre te he visto diferente, distinta, destacas sobre los demás, y eso me gusta.. tú me gustas..- Bella fue a hablar, pero Emmett continuó- se como somos primos, que no está bien que sienta esto por ti, pero no puedo evitarlo Bells.. podría ser un secreto... que me dices?

Hubo silencio.

Y Bella reflexionó sobre lo que había salido por la boca de su primo. Nunca lo había visto o imaginado de esa manera, como algo más, como alguien que se puede querer como algo más que amigos, o en su caso primos. Emmett, la verdad, y ahora que lo miraba bien, no estaba nada mal.. alto, más que ella, fuerte, de ojos azules y moreno. Si, todo un bombón.

-Emmett...- que cojones pensó Bella- no quiero nada serio, podemos tener un secreto.. tu y yo... solo quiero experimentar, descubrir... que dices a eso?- que me quiten lo bailado, se dijo internamente Bella. Su primo en ese momento solo podía pensar dos cosas, o que ella era una guarra o que aceptaba el trato.

Emmett sonrió, y sorprendiendo a Bella, dejó un suave besó  en sus labios.

-Me parece perfecto- susurró Emmett cerca de su oído. 





1 comentario:

  1. Hola Mari! Como has estado? Me gusto mucho Forever ya quiero leer el proximo capitulo

    Besos Alejandra

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)